¿Carpe Diem o grabar el momento para después Twittearlo, subirlo a Facebook o Instagram?

  • -
34E

¿Carpe Diem o grabar el momento para después Twittearlo, subirlo a Facebook o Instagram?

Category : Actualidad , Blog , Curiosidades

Hace mucho tiempo que no escribo por aquí, siempre que lo hago suele ser para escribir sobre mí. En este caso, vengo a hablaros de la actualidad, nuestro día a día.

Es un tema, que actualmente, realmente nadie lo toma como un tema importante. Sé que con el título de esta publicación os habéis identificado la mayoría de personas. Y es que, no nos damos cuenta. Todos los momentos que vivimos lo queremos grabar o fotografiar como manera de “recuerdo” y sinceramente creo que el mejor recuerdo es el que guardamos en nuestro cerebro.

Así pues, no voy a empezar esta publicación metiendo caña a todos porque yo soy uno de vosotros. No tanto hoy en día, pero sí antes. Yo solía publicar todo, todo sobre mi vida. Entré en Facebook y entonces lo usaba como si fuera mi diario personal, sin pensar que cualquier persona lo podría ver y saber qué estaba haciendo en todo momento. Tanto, que hasta colgaba miles y miles de fotos. Más tarde, llegó Twitter. Twitter, Twittah o Tuirer (como dice Abraham Mateo). Twitter, se supone que es una Red Social en la que con 140 caracteres tenemos que escribir “¿qué está pasando” tal y como dice la bandeja de publicación. Esto, me lo tomaba yo muy pero que muy a pecho. Twitteaba TODO sobre mi vida. Empezaba el día con mi: “¡Buenos días a todos!” y acababa con mi: “¡Buenas noches a todos!”. A día de hoy, realmente me pregunto: ¿crees realmente que había alguien ahí detrás al que dieras los buenos días o las buenas noches? Pues no, realmente no había nadie. Sí, todos mis followers (seguidores) lo leían, pero nada más. Pasado un tiempo, llegó Instagram, conocida como la Red Social de Fotos. Publicas tu foto con algún título lo más currado posible para conseguir el mayor número de “me gustas”. Vale, tienes 600 me gustas, de los cuales a 550 no conoces. ¿Y ahora qué? ¿Para qué te valen esos 600 me gustas si a la mitad de personas no conoces? Quizás te sientas famoso/a. Pues no, no ganas un dineral ni eres conocido nacional o internacionalmente. Por lo tanto, no eres famoso. Y bueno, ya “el remate de los tomates” es “Snapchat”, la red social de fotos al instante. Para los que no la conozcáis, esta es una Red Social en la cual tienes a contactos que suben fotos, tú las puedes ver durante 5 segundos a lo mejor, y ya no la puedes ver más. Esa foto ha sido totalmente eliminada, a no ser que el usuario que te la envía la haya guardado. Sí, es ya lo más de lo más.

Entonces, tras esta reflexión durante varios años he llegado a varias conclusiones:

  • Realmente, ¿todas las personas que tienes en tus Redes Sociales (tus 1000 seguidores en Twitter, tus 500 amigos en Facebook, tus 600 seguidores en Instagram) son amigos, conocidos o cercanos a ti? Te acabas de hacer esta pregunta, y pensando, pensando. Te acabas de dar cuenta que no, no conoces a la mitad de usuarios que tienes en tus Redes Sociales.
  • Por otro lado, ¿de qué te sirve publicar fotos con cientos de me gusta los cuales son de personas que dudo que conozcas personalmente? Fotos, que las puede ver cualquiera, no sirve para nada ponerse el candado ese de Instagram, ni nada por el estilo. Los directores de las Redes Sociales, tienen todos los derechos sobre tus datos y fotos. O si no, léete las leyes de privacidad de todas las Redes Sociales, que tampoco sirve para nada las publicaciones que están saliendo ahora sobre mi privacidad en Facebook, bla bla bla.
  • Por último, piensa y reflexiona: ¿No puedes estar sin publicar en Facebook, twittear en Twitter, subir una foto a Instagram o subir una foto a Snapchat mostrando lo que estás haciendo en ese instante? En serio, reflexiona.

 

Por lo tanto, después de estas reflexiones me he dado cuenta que las Redes Sociales son realmente otra droga (que en parte no dañan a nuestro cuerpo, repito; en parte).

Así pues, pensando y pensando. Me he dado cuenta que todo lo que he publicado en mis Redes Sociales (que no es poco vamos…), ¿para qué me servía? ¿Para dar envidia a la gente? ¿Creerme alguien importante? Pues no, no me ha servido para nada. Es más, sirve para que la gente te tenga controlada, sepa dónde estás en ese mismo instante. Entonces, os animo a todos a que reflexionéis largo y tendido sobre este tema. Seguro, que al final vais a opinar igual que yo.

En definitiva, hay veces que es mejor vivir el momento, “Carpe Diem”, que grabar ese momento para después poder enseñarlo a un colega, porque los mejores recuerdos son los que guardamos en nuestras cabezas, no en nuestros móviles.

Como dijo una vez Dani Martín: “Para qué voy a grabar el concierto para enseñárselo a mi prima, si el que he pagado por la entrada he sido yo”.

 

PD: Hay gente, que a través de las Redes Sociales, YouTube e Internet se han hecho famosas. Pero tranquilos, que ese tipo de personas son contadas en el mundo.

 

¡Un Saludo!

34E